TEAMING : : Unete a nosotr@s por 1 €uro al mes

Paypal


Colabora con DAZ / Haz tu donativo

miércoles, 6 de febrero de 2013

Denuncian ante el Seprona la aparición de dos galgos muertos en un pozo de Morales

Restos de los dos perros en el fondo del pozo al que fueron arrojados.

El dueño del terreno apunta que los intrusos entraron sin permiso en su propiedad para arrojar los cadáveres y han contaminado el agua.

El dueño de una finca de Morales del Vino ha denunciado ante el Seprona el hallazgo de lo que parecen ser al menos dos cadáveres de perros galgos en el pozo de agua situado en el interior de una finca de su propiedad en el término municipal de Morales del Vino.Fue el pasado viernes cuando el propietario de la finca fue a dar una vuelta y se encontró con dos cadáveres putrefactos en el interior del pozo, que tiene unos cinco metros de profundidad y apenas cuenta con un poco liquido en el fondo. Él mismo se puso en contacto con Defensa Animal Zamora, dos de cuyos miembros se personaron en el lugar del hallazgo, ayer tarde para tomar constancia de la existencia de los cadáveres que según sus primeras apreciaciones podrían corresponder con galgos. «Esto tiene toda la pinta de un asesinato de dos perros que una vez concluida la media veda no servían a su dueño y no han encontrado mejor lugar que este pozo para deshacerse de los animales», indicaron los responsables de Defensa Animal Zamora. El propietario, además, presentaba la denuncia por allanamiento de la finca, ya que el autor de los hechos ha entrado sin permiso en la propiedad, y por posible contaminación de los acuíferos, «que puede estar perjudicando al contaminar las aguas que llegan a los vecinos de la finca».
Según explican los miembros de Defensa Animal Zamora «son lamentablemente prácticas habituales entre los propietarios de perros de caza que una vez concluida la campaña se deshagan de ellos, bien de esta manera, pero también colgándolos o pegándoles un tiro. Incluso se dan casos en que les cortan la cabeza para sacarles el chip identificativo para colocárselo a otro animal». La mencionada asociación da cuenta que precisamente durante las últimas dos semanas «todos los animales que llegan a la perrera son perros de caza», como pueden ser ejemplares de la raza setter o galgos. «La última galga que ha llegado venía con la marca de la soga». Las prácticas inhumanas que se practican con los perros» llegan a extremos de inyectarles lejía como método de acabar con su vida» indican las mismas fuentes.
Desde la asociación aseguran que sería muy conveniente por parte del Seprona que fueran los propios agentes los que hicieran el seguimiento de este tipo de animales, ya que existe un censo de galgos por cazador, «si bien muchas veces no están declarados». Concienciados ante el abandono de los animales y las malas prácticas, denuncian igualmente la cría indiscriminada o la venta entre particulares de galgos «porque está prohibido y hay que atajar la raíz del problema. Y para ello no hay otra que llevar un riguroso control».
Ayer, tanto representantes de Defensa Animal Zamora como el propietario de la finca, avisaron al Seprona para que fueran a levantar acta sobre la aparición de dos cadáveres de animales en el pozo « pero llevamos esperando tres horas y nadie se ha presentado» aseguraban desde la asociación a última hora de la tarde.


Fuente: la Opinión de Zamora

No hay comentarios:

Publicar un comentario