TEAMING : : Unete a nosotr@s por 1 €uro al mes

Paypal


Colabora con DAZ / Haz tu donativo

domingo, 5 de abril de 2015

Diario DAZ "Kimbel, encadenado ante la pasividad"

Diario DAZ
"Kimbel, encadenado ante la pasividad"




Hola a todos, hoy queremos contaros la situación que nos encontramos ayer, sábado 4 de abril de 2015. Acudimos a un aviso en un pueblo de León, concretamente Villamartín de Don Sancho, las llamadas que recibimos nos alertaban de que un perro llevaba varios días encadenado a la verja de una casa en ese pueblo y nadie parecía resolver nada al respecto. Nos contaron que había ido la Guardia Civil y que allí la situación continuaba igual.
Nos desplazamos al lugar sin saber muy bien qué nos encontraríamos porque por teléfono uno nunca sabe, no teníamos claro si llegaríamos al pueblo y el perro seguiría en el mismo lugar encadenado, si estaría vivo o muerto, etc.
A eso de las siete de la tarde llegamos al pueblo y al preguntar por el perro nos indicaron rápidamente dónde estaba con lo que comprobamos que los habitantes de Villamartín sabían de la presencia de un perro encadenado, en fin...llegamos al lugar que nos dijeron y allí estaba este pastor alemán que podeis ver en las fotos y efectivamente una cadena lo tenía atrapado a esa verja que veis de una casa deshabitada.
Nos advirtieron que el perro atacaba al que se acercaba, pero lo vimos algo normal en un perro encadenado que cuando alguien se acerca no entiende si le va a hacer algo y se siente indefenso al no tener capacidad de escapatoria.

Llamamos a la alcaldesa del pueblo para pedirle explicaciones acerca de la no resolución de esta situación ya que al fin y al cabo es responsabilidad del Ayuntamiento, ella no se encontraba en el pueblo, estaba de viaje y envió a una concejala que permaneció con nosotros hasta el final. Ambas aludieron a que no sabían cómo actuar y que la Guardia Civil ya había acudido, nos dijeron que habían ido hasta cuatro patrullas y que el perro no tenía microchip.
Aún así le pusimos agua y comida y nuestro compañero Santi le puso un bozal, una vez tuvo el
bozal le pasamos el lector y tenía chip, de modo que llamamos a la Guardia Civil de León los cuáles sabían perfectamente de qué perro les hablábamos y se quedaron muy sorprendidos de que tuviera microchip porque sus patrullas les habían dicho que no. Les dimos la información del chip para que localizaran al responsable del perro y resultó no tener ningún teléfono de contacto con lo que decidieron enviar una patrulla al domicilio de esa persona que por otro lado os diremos que resultó ser Policía Nacional y no había denunciado la desaparición del perro, ay!! con lo fácil que habría sido todo si lo hubiera hecho.
Continuamos, la patrulla se encontraba muy lejos del pueblo de donde era el perro de modo que tardaron casi una hora y media en volver a llamarnos para confirmarnos que el responsable de "Kimbel" no estaba en el pueblo que habían localizado al padre y que éste iría enseguida a buscarlo. Pero un viaje que nos dijeron que suponía unos diez o quince minutos parecía no acabar nunca, y a los tres cuartos de hora volvimos a contactar con la Guardia Civil porque allí no aparecía nadie a recoger al perro, tras unos minutos nos confirmaron que el hombre era muy mayor y le daba miedo conducir a esas horas, vamos que no pensaba ir y nosotros allí esperando...conclusión les ofrecimos llevarlo nosotros aunque para eso podían habernos avisado antes y así lo hicimos, llevamos al perro al pueblo donde cuatro miembros de su familia lo estaban esperando y de ese modo pudimos emprender el largo camino de regreso a Zamora donde llegamos en torno a la una de la madrugada cansados, pero satisfechos de que el final había sido feliz, un perro encadenado durante días, anoche durmió en su casa, todo el esfuerzo merece la pena.


DAZ





   www.defensanimalzamora.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario