TEAMING : : Unete a nosotr@s por 1 €uro al mes

Paypal


Colabora con DAZ / Haz tu donativo

domingo, 12 de abril de 2015

Efecto de la procesionaria

Así es como ha quedado la lengüina de nuestra pequeña Ika después de resultar afectada por la oruga procesionaria.
Muchos nos habéis preguntado por ella y sus efectos así que os contamos un poquito sobre este peligroso bichito para nuestros perros pero también para las personas:
La oruga procesionaria habita en zona de pinares aunque cada vez más ha empezado a hacer acto de presencia en parques y ciudades. Durante la primavera desciende de los pinos formando filas junto a sus compañeras, su objetivo es el llamado "enterramiento" enterrarse en la tierra hasta completar su círculo de vida en el que se convertirá en "mariposa". Su cuerpo está lleno de diminutos pelos que al contacto con la piel humana produce una importante hurticaria pero que en el contacto de nuestros perros puede llegar a ser mortal. Los perros se acercan a ellas curiosos, en muchas ocasiones las lamen y esto les lleva a sufrir graves secuelas e incluso la muerte. Los síntomas que generan van desde una leve fiebre y picazón hasta la asfixia. Es importante que a la menor sospecha de contacto acudamos de inmediato al veterinario para que sean tratados lo más rápido posible con el fin de evitar así males mayores, pero lo más importante y lo más efectivo es evitarlas y para ello lo más adecuado es no acudir con nuestros perros a las zonas de riesgo, sobre todo durante la primavera. Importante es también no tocar sus nidos, los veréis en forma de capullo en las ramas de los pinos. Estos capullos están llenos de orugas y sus pelos y tocarlos o intentar cortarlos si la debida preparación puede hacer que se abran expandiendo por el aire los pelos de las orugas de su interior, por tanto, si encontráis nidos, lo correcto seria llamar al departamento de salud de vuestra comunidad e informar. Con la crisis se ha reducido la limpieza de nuestros bosques y esto ha traído una importante plaga de procesionarias por lo que no debemos permitir que los recortes en los presupuestos jueguen con nuestra salud y la de nuestros compañeros peludos. Si veis nidos, llamad hasta que se cansen de escucharos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario